Saltar al contenido

Cama articulada eléctrica

Una cama articulada eléctrica es de gran ayuda para un estado de confort y un descanso revitalizante, ya que su estructura y calidad se adapta a la forma y dimensiones de tu cuerpo.

En sus inicios se trataba de un producto necesario para que los procesos de recuperación de un paciente fuesen efectivos. Hoy en día es frecuente encontrar personas que tengan uno de estos modelos en su propia casa.

¿Que son las camas articuladas eléctricas?

La razón principal por la que surgió este producto fue para ayudar a las personas con una capacidad de movilidad limitada, está dirigidas para personas con algún tipo de discapacidad motora o personas ancianas. Es un equipo que solía estar solamente en centros asistencia médica, utilizados para los momentos en los que el paciente necesita un reposo dentro del hospital y ser vigilado. La mayoría de personas han conocido por primera vez esta herramienta auxiliar en un centro de rehabilitación, hospital o geriátrico. Sin embargo, hoy en día se ha roto este patrón, y podemos encontrar muchas personas que utilizan una cama articulada eléctrica en su vivienda de forma habitual para dormir y descansar.

Las camas eléctricas articuladas están relacionadas de primera mano con el estado físico de las personas. Su funcionamiento puede ser de forma manual o a distancia. Este último tipo puede basarse en un mando, o puede tener los botones en la propia barandilla de la estructura de la cama.

Señor en cama articulada eléctrica.
Cama articulada eléctrica

¿Para que sirve una cama articulada eléctrica? Beneficios y ventajas que ofrece:

La mayoría de beneficios que ofrece aprovechar una cama articulada eléctrica están relacionados con la mejora del tiempo de sueño y la salud. El uso continuado de una cama articulada eléctrica previene y mejora las dolencias musculares y articulares, problemas de espalda, y reduce la tensión generada en nuestro día día de la zona de los hombros y el cuello. También es recomendable que personas que sufren de artritis, asma, o retención de líquidos el uso de este producto de forma habitual.

Los efectos positivos que produce a nuestro organismo los notarás a medio plazo entre los primeros seis y dieciocho meses:

  • Mejorará tu sistema circulatorio: Gracias a la relajación muscular y a los cambios de postura que te permite una cama articular eléctrica tu circulación sanguínea prosperará notablemente.
  • Mejoras cardiovasculares: Tu sistema cardiovascular será mucho más estable, disminuirás el riesgo de padecer enfermedades coronarias.
  • Alivio en el sistema digestivo y excretor: Este beneficio se produce en menor medida. Sin embargo, ayuda ligeramente al proceso digestivo.

Otras ventajas que te aporta:

  • Independencia y autonomía: Gracias a su sistema a motor y mando a distancia podrás cambiar de postura o posición, moviendo solamente un dedo.
  • Facilidades a la hora de limpiar: Si la cama articulada eléctrica incorpora un carro elevador o somier elevable, ésta podrá quedarse a la altura de las manos para hacer la cama sin que tengas que estar agachado.
  • Totalmente regulable: Puedes mover cualquier parte con total libertad, ya sea la parte de la cabeza, tronco o extremidades. ¡Conseguirás un confort máximo!
  • Dos partes independientes: En el caso de que duermas acompañado existen camas articuladas matrimoniales compuestas por dos somieres independientes el uno del otro. Tú podrás poner un lado a tu gusto, y tu pareja al suyo. ¡Existirá por fin un bienestar mutuo!
  • Realizar otro tipo de actividades: Posiciona tu cama articulada eléctrica para jugar a la consola, trabajar con el ordenador, leer, ver la televisión…
  • Facilidades a los cuidadores: Si la cama articulada eléctrica la utiliza una persona enferma o que necesita cuidados, facilita las tareas de la persona encargada de atenderlo. Por ejemplo, en el aseo o cambio de ropa al doliente.

Características técnicas de una cama articulada eléctrica

Las medidas más típicas en el mercado de una cama articulada es de entre los 90 cm a los 120 cm de ancho. Pero en el mercado podemos encontrar a la venta camas articuladas eléctricas con unas medidas inferiores, o incluso mayores de hasta los 150cm.

Las camas articuladas eléctricas siempre requieren de un colchón plegable y adaptado a las medidas pertinentes. Estos colchones pueden estar fabricados por distintos materiales, ya sea látex, espuma, aire, o puede ser viscoelástico. Aunque también existen colchones especiales antiescaras que funcionan mediante un sistema eléctrico que detecta y se adapta según los puntos de presión.

Además de utilizar una cama articulada eléctrica con un colchón adaptado, para garantizar una perfecta comodidad recomendamos una almohada o cojín de calidad.

Precios de las camas articuladas.

Las camas articuladas eléctricas más baratas y básicas tienen un valor de entre los 200 y los 600 euros. En cambio, si buscas un modelo que esté hecho a medida e incluya diversos accesorios como un carro elevador, el precio puede ascender a entorno los 1000 euros.

Lo ideal es adquirir un pack completo que incluya un colchón, y los accesorios necesarios para el cuidado de la persona que requiera ser atendida. En Camaortopedica.com te contamos facilitamos las mejores ofertas para que puedas adquirir la cama articulada eléctrica que mejor se adapte a tus necesidades a un precio competitivo y económico.

¿Dónde comprar una cama articulada eléctrica?

La adquisición de este modelo de camas es la diferencia entre una correcta recuperación o de la derivación a más problemas. Existen diversas marcas que fabrican y distribuyen camas articuladas eléctricas como Colchónexpres, Lacamageriatrica, Amazon…

Elige siempre un distribuidor que te ofrezca asistencia y garantía.

¿Que tener en cuenta a la hora de comprar una cama articulada eléctrica?

Comprar una cama articulada eléctrica requiere de un periodo de reflexión y análisis. Deberás estudiar cuanto tiempo vas a necesitar esta cama (si va a ser para un proceso de recuperación o para utilizarla regularmente), la altura y el peso de la persona que va a utilizarla es otro dato importante para una selección idónea. Estos datos te ayudarán a la hora de elegir que medidas debe tener la cama.

Si se trata de una cama para un persona enferma o una persona con movilidad reducida escoge siempre una cama articulada eléctrica con carro elevador. Te facilitará sus tareas de cuidado, y la persona será mucho más independiente con este tipo de cama articulada. Sería preciso que también incluyese ruedas para un desplazamiento total.

Comprar camas articuladas eléctricas de segundamano.

Existen numerosas ofertas en internet sobre camas articuladas eléctricas usadas. Sin embargo, no recomendamos su adquisición. Piensa que estás adquiriendo una herramienta para mejorar la salud de una persona enferma, o para optimizar tu calidad del sueño. Nunca estarás completamente seguro de si ese producto ha recibido un buen cuidado, y si esta en condiciones para darte los mejores resultados.

Conclusión

Después de haber leeído todo esto te habrás dado cuenta de que existen un montón de razones para tener una cama articulada eléctrica en tu casa, tanto si es por problemas de salud como por simple comodidad.

Tendrás un sueño más profundo y reparador.